domingo, 20 de diciembre de 2009

¿Quién vela tu sueño?


¿Quién vela tu sueño
mi niño dormido?
¿Quién guarda tu vida,
almita de cristal?
Te esperan el mundo
y sus enemigos.
No olvides al Niño
¡Él te cuidará!

Descansa, mi niño,
sueña con el Ángel
que Dios ha dispuesto
que te guardará.
Y cuando despiertes
juega con tu madre
que a los dos los cuida
la Común Mamá.

Adorna tu día
con juegos y risas.
Ayuda a los tuyos
con toda bondad.
Si ves a otro niño
hambriento, llorando,
consuela su llanto,
comparte tu pan.

Cuando a vos el frío
y el llanto te alcancen
y nadie en la vida
te quiera abrigar:
no olvides al Ángel
que guarda tus sueños
y a Dios hecho Niño
cada Navidad.

Invoca sereno
su Nombre Sagrado
“¡Oh Jesús Bendito!”
óyete rezar:
se abrirán las puertas
de algún pobre establo
velarán tu sueño,
allí, dos Mamás.

La que cada día
te cuida, te abriga,
que lava tu ropa,
y sale a trabajar.
Y la que ilumina
tus noches oscuras
con su Niño en brazos:
la Común Mamá. (1)

Descansa mi niño,
y como cada noche,
sueña con el ángel
que te guardará;
y cuida tu almita
El Divino Niño
que juega contigo
cada Navidad.


Después de unos días ausente por reparaciones en nuestros equipos, vuelvo en versos para acercar a todos los visitantes de educazul un saludo de

¡FELIZ NAVIDAD!

Que estos días de preparación te encuentren a vos, familiares y amigos, haciendo de tu corazón un pesebre. Si no crees en Jesús, el Hijo de Dios que se hizo hombre por amor, que tu vida también transite en estas jornadas por senderos de Paz y Bien, y descubras, en cada acto de bondad, que ser peregrino en esta tierra es una invitación a la esperanza.
(1) Llamo aquí "La Común Mamá" a Ntra. Sra. María Inmaculada, la Madre de Jesús, que Él hizo Nuestra Madre desde el Altar de la Cruz.