martes, 27 de julio de 2010

¡Buen viaje! Ballet Folclórico Municipal

Este miércoles de julio parten con destino a Italia los integrantes del Ballet Folclórico Municipal que dirige el Prof. Rodolfo Aducci, y en la península itálica realizarán una serie de presentaciones a las que han sido convocados a través del CIOOF (Consejo Internacional de Organizaciones de Festivales de Folclore y Artes Populares), una organización no gubernamental en relaciones con la UNESCO.
Los integrantes del Ballet tendrán la oportunidad de desplegar en los escenarios de la vieja Europa, todo el color y la energía de nuestros bailes folclóricos, y seguramente han de conformar una embajada artística de particular belleza en compañía del grupo folclórico de nuestra vecina localidad de Olavarría Huella Pampa.
Entre los Festivales en los que actuarán se encuentran los de Castiglione del lago y el de Matelica, tierras del centro de Italia por cuyas colinas se han desarrollado algunos de los acontecimientos que marcaron para siempre la historia de la humanidad.
En reiteradas oportunidades he tenido oportunidad de escuchar al Director del Ballet acerca de la “disciplina y dedicación, el esfuerzo y la alegría”, con la que semanalmente los jóvenes integrantes del ballet se vienen dedicando a perfeccionarse en las destrezas necesarias para plasmar ante el público todo el sentir de los bailes de nuestra tierra. Con estos calificativos, realiza una sintética y demostrativa descripción de lo que significa un aprendizaje significativo.
Si cada uno de nosotros, como docentes, podemos descubrir en los estudiantes que están a nuestro cargo, que van transitando por caminos que pueden recibir esos calificativos, seguramente estaremos andando senderos permanentes en el aprendizaje. No todo cambia. Desde que el hombre existe, aprende: realiza un movimiento perfectivo en el que el esfuerzo y la alegría no pueden estar ausentes.
La coronación de todo aprendizaje es un acto de pacificación interior que se asemeja a la música que nos propone Huella Pampa.

Desde educazul deseamos que la embajada artística del centro de la Provincia de Buenos Aires encuentre en los viejos senderos de la península itálica – aquellos en los que alguna vez, según la leyenda, se escucho “Quo vadis?” – nuevos caminos para la Paz.