viernes, 9 de julio de 2010

Parir Independencia

Parir Independencia

Está pariendo la Tierra,
está dando a luz naciones;
y al latir de corazones
un continente se forma.
El orbe ya se transforma
y su nueva faz alcanza.
Sangre de arcabuz y lanzas,
es signo que está dando a luz...,
engendra la Cruz del Sur
Continente de Esperanza.

el Sol se mostró Mujer,
y su calor hizo arder
la tea de la justicia.
Los pueblos buscan primicias
de las que han sido expoliados;
gritos de los despojados
se unen a rezos y llantos...
Los que han sufrido tanto
vista y voz han levantado.

Hunden sus pies en el barro
el génesis planetario
halla aquí también Jardín.
Encuentra un principio el fin
de la dependencia a la corona,
y en cada horizonte asoma,
la luz de la identidad,
uniendo en diversidad
mesetas, llanos y lomas,

selváticas islas, morros,
mares, ríos, cordilleras,
van dibujando fronteras,
cual manos entrelazadas.
Hay quien tiende la celada
para fragmentar la unión,
mas, al latir, el corazón
en un ritmo americano,
va pariendo a los hermanos
Pueblos, de nuestra vital región.

se han juntao los diputaos,
Y hasta ellos ha llegao,
El clamor de San Martín
“¡Griten de una vez, por fin,
que somos independientes,
digan al mundo presente,
después vemos como andamos,
sigamos a otros hermanos,
vamos con ellos al frente!”

Sabe que ha llegao la hora
y no hay que andar tutubiando...
Frailes y abogaos, temblando,
de emoción, temor y anhelos,
firman en tucumano suelo
un Acta que está haciendo historia,
y una página de gloria,
allí se empieza a escribir,
y con ella han de parir,
Nuestra Argentina Memoria.

9 de un julio invernal
nunca hizo tanto calor.
Después de la firma el clamor
del grito de ¡INDEPENDENCIA!
empezó a reclamar paciencia
en el pueblo que, naciente,
comprendió que independiente,
se ha de ser cada día…,
Siempre acecha la felonía
queriendo clavar sus dientes.

Desde Pampa de Azul cielo
que a orillas del Callvú Leovú
siempre encuentra alguna luz
pa disipar las tinieblas,
esta copla desentierra,
décimas desacostumbradas,
y las entrega bordadas,
con guarda pampa catrielera,
tendiendo de esta manera
una mano emocionada.

Gratuitamente heredamos,
con sus luces y sus sombras
esta Patria que nos nombra
haciéndonos Argentinos.
Porque nos llamó el Divino
hemos de honrar la Memoria
de inmerecida heredad,
si a la Justicia y la Verdad,
es el Amor, quien las nombra.

Por variados intereses
se gestó la independencia
mas, no alcanzará la ciencia
a desentrañar su sentido
hasta que haya comprendido
que el fuego que dio calor,
se encendió en el corazón,
de un pueblo que, agradecido,
a pesar de todo ha sabido
dejar obrar al Amor.


Esta décimas las redacté el lunes, 05 de julio de 2010, a pedido de la Prof. Laura Duca, y fueron leídas en el Acto Celebratorio de nuestra Independencia que realizaron en conjunto los Institutos de Formaciòn Docente Nª 156 y 157 de Azul. La delegación de la foto es la del Instituto 156 desfilando el 25 de Mayo de 2010