domingo, 4 de julio de 2010

¿Hay musicalidad en nuestra formación docente?

Siempre me pregunté por qué en nuestros Institutos de Formación docente, y en las carreras de Formación Docente, no se ha incluído algún espacio curricular o extracurricular, alguna materia o asignatura, o como quieran llamarle, que atienda a la actualización de las potencias musicales que poseen todos los estudiantes. Aquella clave de la educación que tan bien supieron integrar los griegos a su Paideia, ha sido tan racionalizada a partir de la modernidad, que suscitó - como reacción - multiplicidad de espacios alternativos a la escolarización para expresarse. 
No es este lugar para analizar las ventajas y desventajas de ese proceso, sólo invito, a partir de la lectura del artículo periodístico que sigue, a que me ayuden a pensar si:
¿a nuestra formación de grado en la docencia no le falta musicalidad?
¿si le falta musicalidad no es esa una de las causas de la falta de armonía?
¿si le falta armonía no implica que estamos formando docentes fragmentados? 


Las escuelas descubren vocaciones / Ya hay 21 agrupaciones infantiles y juveniles en el paísLa música puede cambiar la vida Ser parte de una orquesta enseña a los chicos a trabajar en grupo, tener hábitos de estudio y lograr objetivos
lanacion.com | Cultura | Domingo 4 de julio de 2010