lunes, 5 de enero de 2009

"A los quijotes de Malvinas"


Nicolás Kasanzew, periodista, fue corresponsal de la televisión argentina durante la guerra por la recuperación de la soberanía usurpada por la Corona Británica en el territorio de las Islas Malvinas. Actualmente el autor se encuentra radicado en Miami. Con amplia experiencia como corresponsal de guerra, ha cubierto conflictos en Nicaragua, El Salvador, Líbano e Irak.

La censura aplicada por la dictadura militar sobre la tarea que realizó durante la batalla de Malvinas, ha llevado a la pérdida o destrucción del 95 % del material grabado con el camarógrafo Alfredo Lamela. Los organismos de inteligencia también confiscaron e hicieron desaparecer gran parte del material gráfico registrado por el propio periodista con su Nikon personal. Pese a ello, logró sacar de las islas de forma subrepticia, un invalorable documento gráfico que el propio autor ha publicado con el título "La pasión según Malvinas".

Significativo es para nosotros, los azuleños, que el autor dedique la obra en primer lugar "A los quijotes de Malvinas", además de dedicarla a sus hijos y a Mariana Loria San Martín. En diez capítulos, que van precedidos de un prólogo donde el autor pone de manifiesto lo que se esconde "Tras dos mantos de mentiras", nos invita a recorrer desde la vida cotidiana de "Los infantes de la guerra", pasando por los rostros de "Los generales: la claudicación generalizada" y hasta hacernos subir a "El último vuelo del Hércules".

Si bien suele afirmarse que "una imagen vale más que mil palabras", en la obra cada fotografía vale también por las palabras con que el autor las contextualiza, y que son un fiel reflejo de la oración con que se inicia el libro: "Toda guerra desnuda miserias y grandezas...". Una obra que debería formar parte de cada biblioteca escolar, y que los ministerios de educación deberían agregar a las cajas de libros que suelen repartir entre las bibliotecas de las escuelas del país.

Un documento histórico escrito con retazos de la pasión personal del autor pero que refleja muchas de las estaciones del vía crucis de "...la pasión de todo argentino bien nacido..." , para usar las palabras de Nicolás Kasanzew.