viernes, 28 de diciembre de 2007

Nuestros Santos Inocentes


Todos los imperios necesitan de los Herodes de turno para asesinar santos inocentes. Cuales sean las "razones de estado" en las que se intenten fundamentar medidas de exterminio de los niños y niñas, no nos interesan analizar aquí. En cualquier caso hay una abismo insalvable entre esas "razones" y la expresión de Jesús "dejen que los niños vengan a mi" (Lc.18,16), reeditada pocos años atrás por la expresión de Santa Teresa de Calcuta "si no los quieren dénmelos a mi".-


Me ocurre a veces, - aquellas en las que pretende ganarme el olvido-, que no tengo presente que los primeros a los que les fue quitada la vida por Jesús fueron Niños y Niñas inocentes. Imposibilitados de alzar la voz en defensa de su derecho mas elemental: el derecho a la vida. Pero el tiempo que nos toca vivir se encarga de recordármelo. Cada año tiene su 28 de diciembre; y por si esto fuera poco; cada año los imperios de turno promueven -de forma cada vez mas sutiles - el exterminio y el asesinato de niños y niñas inocentes. Mas aún, parece que ya no alcanza con inventar nuevas formas de esclavitud para los mas pequeños; sino que muchos ponen el esfuerzo de todas sus vidas para evitar los nacimientos de mas niños y niñas y - si no les alcanza-, ponen todo su empeño para promover el crimen del aborto. Como Herodes siguen teniendo miedo y promueven políticas deshumanizantes.


Los azuleños tenemos como Patrono a San Serapio Mártir, de la Orden de la Merced, formada por personas consagradas a las que las mueve el amor de dar su propia vida por la de los demás. El Procurador General de la Orden de la Merced - a noviembre de 2006 - era el padre fray Dámaso Masabo, no sé si lo seguirá siendo. Sí se que, en ocasión de realizarse en ese año en Roma el congreso "Las esclavitudes del III Milenio y la respuesta de los Mercedarios", afirmó : "La esclavitud es un negocio en expansión y el número de esclavos está en aumento ... . Se usan esclavos para hacerse ricos y, cuando ya no sirven, se los elimina y basta. Ésta es la nueva esclavitud, basada en grandes beneficios y vidas de poco precio”.
En la misma ocasión el religioso afirmó que hoy "la esclavitud no está expresada en los mismos términos que antes: el esclavo no debe ser necesariamente de cierto color o tener la mandíbula fuerte para ser vendido o comprado. Actualmente la pregunta se formula en estos términos: "¿es suficientemente vulnerable para ser reducido al estado de esclavitud?".
También señaló que "la falta de estructuras económicas, políticas y sociales para garantizar a las mujeres las mismas oportunidades en el mundo del trabajo contribuyó a la feminización de la pobreza, que a su vez provocó una feminización de las migraciones, obligando a las mujeres a abandonar sus casas en busca de soluciones económicas vitales".
Las cifras dadas por el padre Masabo son impresionantes: hoy más de 27 millones de personas sufren esclavitud en el mundo, cifra superior a los 11.698.000 deportados capturados en África entre 1450 y 1900. Según datos de la ONU, 4 millones de mujeres son vendidos cada año para ser obligadas a prostituirse y reducidas al estado de esclavas u obligadas a realizar matrimonios forzados; 2 millones de niños entre 5 y 15 años son introducidos cada año en el comercio sexual. Se calcula que durante los últimos 30 años, otros 30 millones de mujeres asiáticas cayeron en las redes de la explotación.


"En respuesta a estas situaciones, los Mercedarios crean espacios de libertad y realización personal para las masas de gente que la sociedad posmoderna abandonar a si mismas", afirmó el padre Masabo. "En las parroquias, escuelas y otras instituciones los Mercedarios llevan una fuerte dosis de este espíritu redentor y constituyen un marco privilegiado de formación para dar testimonio con palabras, hechos y signos vivos de la acción del Espíritu de Dios que actúa en el mundo contemporáneo a través del carisma libertador de la Merced".


¿Honramos los azuleños la herencia recibida de aquel impulso libertador de su Santo Patrono y que hoy continúan los consagrados de su misma Orden? ¿Cuántas sutiles formas de esclavitud se encuentran enquistadas en nuestra sociedad local? Pocos días atrás, frente a una sede Judicial un niño de unos once o doce años era el encargado de llenar los baldes de arena para una obra en construcción de un organismo de salud oficial. Cuando me fui acercando con la intención de preguntar, uno de los mayores me miró, le hizo dejar la pala y le dijo: "Andá adentro". Si esto está a la vista en las calles, ¿qué pasará donde nuestra ingenua mirada no llega?.


Frente a ésto tambien conozco el esfuerzo que a diario se hacen en instituciones dedicadas al servicio de los niños y de las niñas mas vulnerables: en las escuelas del distrito, en los centros periféricos de salud, en instituciones como el Hogar "Monseñor Manuel Marengo", el "Rinconcito del Carmen", el "Hogar Convivencial del Buen Pastor",la Casa del NIño, y tantas otras . "La esperanza mas hermosa de las naciones", solía llamar Juan Pablo II a los mas pequeños.


La historia de nuestra ciudad se debe todavía un investigador que vaya al rescate de los niños y niñas olvidadas de los pueblos originarios, de los primeros fortineros, de las familias de inmigrantes, y de tantos niños y niñas que han muerto por el efecto de las sucesivas crisis económico sociales a las que son sometidas nuestras familias, por la irresponsabilidad manifiesta de algunos de los gobernantes de turno.


También espero que nosotros, en este rinconcito Azul del planeta, aprendamos a ser servidores de los niños y niñas, especialmente los mas vulnerables.- Que no nos amedrentemos ante los Herodes de turno que - como aquel- ,pasan; y que sigan surgiendo en nuestra ciudad nuevos Serapios capaces de dar su vida por la liberación de los esclavos contemporáneos.