miércoles, 24 de diciembre de 2008

Es un sentimiento no puedo parar...






Es un nuevo campeonato

el que la doce celebra,

y con este triunfo enhebra,

una fiesta indescriptible.

Y aunque parezca increíble,

resistimos el Ciclón,

y nos latió el corazón

frente al Tigre que acechaba,

pero ganamos la parada,

con pasión y con esmero,

les jugamos sin arquero

pero con la mejor hinchada.


¡¡FELICITACIONES CAMPEONES!!