lunes, 15 de octubre de 2007

¿Qué es educar?

"La palabra educar cobija bajo su seno multitud de significados...Su etimología nos pone frente a sus referencias mas concretas. Deriva del latín educare, ir conduciendo de un lugar a otro; y también de educere, extraer, sacar fuera. El primer significado subraya un proceso que debe llevarse a cabo paso a paso y que tiene un sentido dinámico, algo que se produce en plena movilidad; el segundo se refiere mas a los resultados, pero contando con la habilidad del educador, que debe sacar el máximo provecho de esa persona, todo lo bueno y positivo que lleva dentro.
Educar es ayudar a alguien para que se desarrollo de la mejor manera posible en los diversos aspectos que tiene la naturaleza humana. Las educaciones particualres especifican el sector de que se trata. No es lo mismo educación sentimental, que la sexual, que la que se refiere a la esgrima, al inglés, al dominio de la voluntad o tod la concerniente al campo cívico. Educar significa comunicar conocimientos y promover actitudes. Conocimiento quiere decir que hay una transmisión de información inicial que nos sitúa frente al tema concreto. Eso es mucho y a la vez poco. Pensemos en la educación sexual: uno no aprende a gobernar y a ser dueño de su sexualidad por el único hecho de conocer la anatomía, la fisiología y los demás mecanismos endocrinológicos de su organismo. Necesita, ademas, que esa información se acompañe de una orientación. Esa es la formación: dar pautas de conductas adecuadas que nos digan y expliquen con claridad, por ejemplo, para qué sirve la sexualidad, qué se debe hacer con ella...y si es buenodecir que sí a cualquier estímulo sexual que aparezca ante nosotros.
Información y formación constituyen un binomio clave en toda educación... Se puede decir, incluso, que educar es hacer que alguien aprenda a vivir con alegría.
Los resortes principales que permiten alcanzar los objetivos propuestos se inspiran, por un lado, en la motivación, y por el otro, en el esfuerzo. El uno mueve, y el otro hace que a través de pequeñas luchas concretas, repetidas una y otra vez, se llegue a un entrenamiento en el autodominio, el control de la propia conducta y en el ir subiendo posponer lo inmediato. Por ahí se descubre la senda que nos hace ver lo mejor de nosotros mismos. Toda educación tendrá los siguientes apartados y derivaciones:
1. Educar es mostrar una cierta doctrina...
2. Educar es perfeccionar ciertas facultades, mediante motivaciones, ejercicios específicos, ejemplos, etc. ...
3. Toda educación conduce a la formación de un ser humano mas completo, coherente y maduro...
4. La mejor educación debe ayudar a la mejor formulación y desarrollo de nuestro proyecto personal...
5. Es esencial la tarea del educador. Se educa mas por lo que se es, que por lo que se dice. Las palabras mueven pero el ejemplo arrastra. Es decir, el alumno suele fijarse en el profesor, buscando algo. La exposición atractiva de otra vida incita a imitarla de alguna manera. El poder del educador depende menos de sus palabras que de su presencia silenciosa y auténtica. Puede haber muchos profesores y educadores que enseñen distintas materias y asignaturas, pero hay pocos que sean maestros. En el proceso del modelo de identidad, la figura del profesor es decisiva, ya que quizá signifique el descubrimiento de una persona ejemplar a la que admirar, con la que poderse identificar uno y que sirve como punto de referencia firme en qué apoyarse..." (Cf. Rojas, Enrique, La conquista de la voluntad, Edit. Planeta, Buenos Aires, 1995; pag. 33 y ss.)