viernes, 25 de enero de 2008

Desnutrición, ciencia y tecnología

Las paradojas de nuestra sociedad argentina no dejan de asombrarnos a los educadores. Sino lean esto, por favor: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-97935-2008-01-24.html y http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-97915-2008-01-24.html Si nos quedamos en el asombro y no somos capaces de formularnos las preguntas adecuadas, dificilmente encontremos las soluciones a tantas inequidades que nos desgarran. Los griegos sostenían que el educador es aquel capaz de des-vivirse, aquel que deja de vivir su propia vida para que los mas pequeños puedan vivir. En Roma los ludi-magister (algo así como los maestros de juego literalmente, o lo que llamaríamos nosotros los maestros primarios) eran casi despreciados y, por supuesto, muy mal pagos; así y todo se encargaban de la educación de los mas pequeños, especialmente de aquellos que no contaban con una familia que los iniciara en los valores con los que Roma formaba a sus futuros ciudadanos... para qué seguir recorriendo la historia de la educación y llegar hasta Sor Gregoria Tapia que no dudó en venir hasta el fortín del Azul a educar en el siglo XIX. ¡Menos mal que no se quedó esperando que el gobierno nacional o provincial solucionara los problemas de la educación!...