jueves, 17 de enero de 2008

¡Qué poco sabes Sancho...!

"¡Qué poco sabes, Sancho - respondió Don Quijote - de achaque de caballería! Calla y ten paciencia; que día vendrá donde veas por vista de ojos cuán honrosa cosa es andar en este ejercicio...".
Mas de 700 niños y adolescentes, varones y mujeres, concurren a las escuelas de verano en Azul.
Instituciones educativas abren sus puertas con proyectos especiales para esta época del año, por ejemplo, la Escuela de Bellas Artes con el programa "Aulas Abiertas".
Muchas de las actividades culturales se realizan con el esfuerzo y la participación de docentes de nuestra ciudad: espectáculos callejeros de música, ferias de artesanos, etc.
Hay Comisiones Vecinales que tienen entre sus miembros activos a docentes y que promueven actividades para los mas pequeños en este verano. A título de ejemplo la comisión del Barrio Plaza Oubiñas.
Si concurres a las presentaciones corales, verás entre los integrantes y organizadores, a docentes.
Cuanta actividad deportiva se realiza en el período estival, se apoya en la tarea de Profesores de Educación Física.
Los campamentos y misiones evangelizadoras que se realizan en la ciudad, cuentan entre sus dirigentes a docentes que las organizan y promueven con entusiasmo.
Ya en el mes de enero muchos docentes comienzan a revisar lo que hicieron el año anterior para ver qué pueden cambiar para mejorar; qué experiencias educativas repetir, cuáles dejar de lado; comienzan a organizar el próximo ciclo lectivo.
Están quienes ya viven la angustia de poder acceder a un cargo o cubrir una suplencia.
Otros visitan librerías para procurarse alguna lectura de su interés en su proceso de autoformación permanente. También están aquellos que buscan en la red instancias de perfeccionamiento. O los que ya están estudiando para rendir algún exámen o escribiendo la tesis que deben presentar proximamente.
Hay colegas que aprovechan este tiempo para realizar algún retiro espiritual, seguros de que el encuentro con Dios favorece y plenifica los encuentros educativos que se darán en el transcurso del año.
Están aquellos docentes que ya se encuentran proyectando o rehaciendo proyectos. O los directivos que "se dan una vuelta" por la escuela para ver que todo esté bien. O que se encuentran realizando gestiones para solucionar los problemas existentes.
Conozco también a los que están paseando, y se encuentran con sus ex alumnos; y se detienen; conversan con ellos; se interesan por lo que han hecho de sus vidas: ¿estudiaste?, ¿conseguiste trabajo?, ¿formaste una familia?; los alientan en sus esperanzas, consuelan en sus dolores o comparten sus alegrías.
Otros realizan reuniones en las organizaciones gremiales para hacer mas efectiva la defensa de los derechos.
Los hay tambien que "aprovechan" este tiempo para atender mejor su salud erosionada por las enfermedades profesionales.
También los que salen con su familia de vacaciones y "sienten en parte saldada la deuda" con sus hijos, de sus ausencias prolongadas durante el año por atender a los cargos que le ocupan doble turno y algo más. o los que dedican sus vacaciones para atender a sus padres ancianos y enfermos.
Te encontrás también con aquellos que se han sumado a contingentes que llevan útiles y juguetes a escuelas de frontera o participan de programas de ayuda solidaria en el verano.
Están los docentes que escriben para concursos literarios.
O los que toman la pala para cavar los cimientos de su hogar o el pincel para pintarlo...
Están aquellos que... para qué cansar aún más con la enumeración. Todos nosotros en pocos días más formaremos parte de los titulares de los medios, mas o menos en los siguientes términos:
"Reclamo salarial docente" o "Los docentes amenazan con no inicar las clases"o "Peligra el inicio de las clases"...
¡Qué poco sabes Sancho de los achaques de la docencia...!