martes, 24 de junio de 2008

Ampliaremos

"Algo huele mal en Dinamarca...", es una de esas expresiones que las grandes obras de la literatura universal legan a la humanidad como patrimonio cultural. También la memoria de los pueblos va transmitiendo de generación en generación sentencias populares que en ocasiones ponen de manifiesto brevemente lo que en la realidad se presenta de forma compleja y a veces, hasta oscura. Basta pensar en la expresión "a río revuelto ganancia de pescadores", o en tantas otras que surgirán a la mente del lector.
Y seré breve porque la hora apura.
Quien pueda visitar http://www.me.gov.ar/consejo/resoluciones/cf_resoluciones.html, se encontrará con las Resoluciones que el Consejo Federal de Educación, aprobó en el momento en que la sociedad argentina estaba "ocupada" por el conflicto de público conocimiento. Son resoluciones que reparten poder, asignan partidas, van organizando el sistema educativo para responder a los lineamientos surgidos de la nueva legislación recientemente aprobada, y que siguiendo las ideologías promovidas por los organismos internacionales, van atando el sistema educativo argentino a una red normativa que - cada vez mas - responde a la caracterización hernandiana de "tela de araña". Pocos padres y educadores saben que, hace poco mas de quince días, el Estado ha dado pasos decisivos para introducirse con todo su poder en las familias y en las instituciones educativas, alineando los contenidos de la educación moral en el relativismo promovido como medio de dominación cultural.
Sabemos que la norma por sí sola - y menos si está viciada de injusticia - no es capaz de dominar las conciencias, pero lastima que desde los mas altos organismos de conducción de las políticas educativas se erosionen las instituciones fundamentales de la nación.
Como no hay mas tiempo, sólo nos queda decir como los viejos cronistas: ampliaremos.