miércoles, 11 de junio de 2008

Un maestro de la Vida

Un defensor de la vida nacido en Acervia, Italia, el 6 de junio de 1928, recibe hoy en el Edificio San José, el Doctorado Honoris Causa por parte de la Pontifica Universidad Católica Argentina, y permanecerá unos días en nuestro país para participar del congreso Internacional de Bioética "Junto al enfermo al final de la vida. Perspectivas bioéticas". Se trata de ELIO SGRECCIA, Presidente de la Pontifica Academia Por la Vida desde 2005, considerado como el fundador del personalismo ontológico, que promueve una bioética centrada en la persona humana, aportando principios humanistas desde una antropología y una ética que consideran el respeto a la vida física, la libertad responsable en el marco de la verdad, la terapéutica o totalidad y la socialidad y subsidiariedad social, como bases de todo proceso de toma de decisiones que afecten la vida humana.
Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Bologna, Director de la Revista "Medicina e Morale", miembro de la Comisión Nacional de Bioética de Italia y de numerosos comités de Bioética en el resto del mundo, ha dedicado casi toda su vida a la formación de generaciones de mujeres y hombres que promueven la defensa de la vida en todas partes del mundo. A su impulso formativo y de investigador exquisito, se debe en gran parte que en la Santa Sede se fundara la Pontifica Academia para la Vida.
En un momento en el que las legislaturas provinciales y nacionales se encuentran abriendo cada vez mas las puertas a una legislación anti vida, es saludable contar con quienes han sido y son capaces de promover una cultura de la vida.