lunes, 16 de junio de 2008

Hay otro Día del Padre

Tenés razón. Cuando un amigo leyó la entrada anterior me recordó cuántas veces, siendo más jóvenes, nos habíamos renegado un poco contra este tipo de celebraciones – como la del día del Padre – que revisten mas un sentido comercial y consumista que efectivamente afectivo. ¿De dónde nos viene esta fecha para la celebración?
Hasta donde yo he podido averiguar se trata de una iniciativa que nació a principios del siglo pasado, mas precisamente en 1909, cuando Sonora Dodd, hija de William Dodd, propuso que existiera un día que honrara a los padres. Su papá, veterano de la guerra civil de los Estados Unidos, había enviudado cuando su esposa daba a luz el sexto hijo, y continuó sólo al frente de su familia criando y educando a sus hijos, a los que enseñó caminos de honradez y bondad. Desde una granja cercana a la ciudad de Washington, se convirtió para sus hijos en vecinos en un ejemplo de perseverancia.
Ya mayor, en esa edad en la que los hijos comenzamos a mirar a los padres ausentes más en sus virtudes que en sus defectos, Sonora cobró dimensión de los sacrificios hechos por su padre para sacar adelante toda la familia ante la dolorosa pérdida de su esposa. Como William Dodd había nacido en junio, su hija eligió el 19 de junio como fecha para honrar a todos los padres que, como el suyo, habían desarrollado su paternidad con esfuerzo aún frente a las mas duras adversidades.
La idea fue calando hondo entre vecinos de la comarca y poco a poco llegaron los ecos de la celebración al Presidente Calvin Coolidge quien en 1924 convirtió la celebración en una fecha que ocupó los calendarios de todos los Estados Unidos de Norteamérica. En plena guerra fría, el Presidente Lyndon Jonson, proclamó el tercer domingo de junio como día del Padre. Corría el año 1966, y en nuestro país también – especialmente con el impulso de las cámaras de comercio (¡) – la fecha comenzó a ocupar un lugar cada vez más fuerte en el calendario de los argentinos. Qué bueno sería preguntar a nuestros mayores si antes de esa década el día se celebraba con tanto énfasis como ahora, ¿no?.
¿Qué otros países, además de Argentina, adhirieron a esa fecha para la celebración del día del padre? Hasta donde hemos podido averiguar: Canadá, Chile, Francia, Japón, Holanda, Reino Unido y Venezuela.
Pero se puede cambiar. En Argentina se han presentado varios proyectos de ley para que esa fecha sea modificada y la conmemoración del Día del Padre sea en recordación de uno de los padres ejemplares de nuestra propia historia, el General JOSE DE SAN MARTÍN, esos proyectos fijan la fecha del 24 de agosto, en homenaje al día en que el Libertador fue padre.
Tratados los proyectos en la Cámara de Diputados de la Nación se le dio media sanción, aprobándose por unanimidad en el recinto, de acuerdo al siguiente texto:
Honorable Cámara:
Las comisiones de Legislación General y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia han considerado el proyecto de ley del señor diputado Gutiérrez ; el proyecto de ley del señor diputado Storero; el proyecto de ley de la señora diputada Rico y otros; el proyecto de ley del señor diputado Fayad y el proyecto de ley del señor diputado Gioja, todos ellos referidos a la institución del día 24 de agosto de cada año como Día del Padre; y, por las razones expuestas en los fundamentos que lo acompañan y las que dará el miembro informante, aconsejan la sanción del siguiente PROYECTO DE LEY
El Senado y Cámara de Diputados,...
Artículo 1º – Instituyese como Día del Padre en todo el territorio nacional el día 24 de agosto de cada año.
Art. 2º – El general don José de San Martín será el destinatario de los homenajes de ese día, por todas las cualidades, virtudes y valores que lo distinguieron en su vida, así como en su condición de padre ejemplar.
Art. 3º – Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Sala de las comisiones, 18 de noviembre de 2004, con la firma de los siguientes Diputados de la Nación que la integran:
Jorge L. Montoya. – Silvia V. Martínez. – Aída F. Maldonado. – Cinthya G. Hernández. – Luis F. Cigogna. – Ana E. R. Richter. – Alberto J. Beccani. – Rosario M. Romero. – María E. Barbagelata. – Gladys A. Cáceres. – Pascual Cappelleri. – Stella M. Cittadini. – Stella M. Córdoba. – María L. Chaya. – Marta S. De Brasi. – Daniel M. Esaín. – Paulina E. Fiol. – Lucía Garín de Tula. – Eusebia A. Jerez. – Guillermo E. Johnson. – María S. Leonelli. – Juliana I. Marino. – Heriberto E. Mediza. – Lucrecia E. Monti. – Héctor T. Polino. – María del Carmen Rico. – Irma Roy. – Rosa E. Tulio. – Jorge R. Vanossi.
Este proyecto pasó a Senadores. Desconozco su situación actual pero tengo entendido que los representantes, de la Cámara de Comercio y/o de las PYMES, habrían hecho presentaciones manifestando que los perjudicaría económicamente, utilizando su poder para que no prospere.
Los tiempos que corren ciertamente que no son propicios para que se siga la tradición católica que hace que España y la mayoría de los países de habla hispana celebre el Día del Padre el 19 de Marzo, Festividad de San José. Pero al menos celebrarlo en Agosto nos acercaría a la celebración en Brasil – por lo del MERCOSUR, digo, ¿no? – que lo celebra en el segundo domingo de Agosto.
Quizás el día en que los que integran las Cámaras Legislativas dejen de ser tan paternalistas y sean más patriotas, le encuentren un sentido mas pleno a la fecha del 24 de agosto que a la del tercer domingo de junio. Hasta tanto seguiremos recibiendo regalos y regalando en junio.
De todas maneras es posible comenzar en nuestras escuelas a promover un cambio en este sentido ¿no les parece?