domingo, 1 de junio de 2008

Las "retenciones" en el aula

El actual conflicto que se ha planteado en la sociedad argentina, necesariamente llega a las aulas. Así los docentes podemos apreciar cómo los estudiantes manifiestan en sus actitudes muchas de las posturas o análisis que reciben de nosotros, los mayores, y, -a la vez - van tratando de entender desde sus propias experiencias vitales algo de lo que está sucediendo.
Cualquiera sea el área de enseñanza o la disciplina que se enseñe, para un docente atento a la situación existencial de los estudiantes, el actual conflicto es, también, una oportunidad de aprendizaje. Al respecto nos atrevemos a sugerir algunos de los caminos posibles que pueden ayudar al tratamiento del tema con los adolescentes.
Por ejemplo, nos puede servir en primer lugar para tomar conciencia de las causas estructurales que provocan los problemas sociales. Para ello sugerimos: Preparar cinco círculos concéntricos cada uno de los cuales debe contener las siguientes palabras: Foco - Causas - Efectos y Carencias - Distractores - Comunicadores. Se prepara un juego de tamaño grande y tantos juegos mas pequeños, según sean los grupos que vayan a trabajar. Es aconsejable que en encuentros previos se haya solicitado a los estudiantes que traigan publicaciones donde se analice el problema.
Al comenzar el trabajo el docente, da las consignas para el trabajo, y orienta para hacer ver cómo un mismo problema social se explica de modos distintos, según quién intente la explicación. Así puede ser que quien se ve afectado por una medida se fije mas en los efectos y no tanto en las causas; quien ha podido estudiar más tiene mas elementos de juicio para explicar el problema (esto se puede graficar con testimonios de los medios); quien ha vivido mas explica el problema desde su experiencia vital que suele ser mas rica que la de quien ha vivido menos; etc. Asimismo, se trata de hacer ver cómo frente a un mismo problema social hay distintos comunicadores que lo analizan publicamente, cada uno de ellos con intereses distintos; pero que también existen distractores que, intencionalmente o no, impiden conocer las causas de todo lo que ocurre.
En los grupos se tratará de identificar cada uno de estos elementos para ir llenado los círculos para poder focalizar (encontrar el foco) del problema analizado.
El cierre - que por supuesto no es definitivo - se realiza mediante un plenario en el que cada grupo expone cómo fue llenado sus propios círculos, y con esos aportes se llenan los círculos mas grandes.
Suele ser interesante el debate que se produce, cuando el foco del problema al que ha llegado cada grupo no es coincidente. Para que el trabajo tenga continuidad se puede pedir a cada grupo que para el próximo encuentro seleccione uno de los círculos para continuar la tarea.
La segunda propuesta suele llamarse la Dinámica del árbol y su objetivo principal es poder analizar y darle un cierto orden a las causas del conflicto que nos ocupa. Para comenzar el docente manifiesta que - con las limitaciones de toda comparación de éste tipo - las organizaciones sociales pueden compararse con un árbol donde las raíces son las causas particulares que la organización ve que producen los efectos que ocasionan el conflicto; el tallo o tronco, es la causa principal, y las ramas y hojas son los efectos y las consecuencias. Cada grupo debe dibujar un árbol del conflicto desde una de las partes involucradas.
En el plenario se presenta cada árbol, formándose así un pequeño monte, y se trata de dialogar sobre las causas particulares y sobre la causa principal que están reflejadas en cada árbol.
El cierre puede enriquecerse a partir de algún comentario del dicho popular "que el árbol no nos impida ver el bosque".-
Si sos docente y ya trabajaste éste problema en clase, sería bueno que nos contaras cómo lo hiciste para que tus experiencias nos ayuden a enriquecer nuestra tarea en el aula.